Álbum de comunión Dayka niño

Ya se acabó la época de comuniones, pero tenía pendiente enseñaros este álbum que preparé para la comunión del hijo de una amiga al que conozco desde que nació. Esta vez os muestro muchas fotos del interior del álbum para que veáis las páginas y los detalles.

La estructura es la misma que en este álbum que hice el año pasado para un taller usando también los papeles de Dayka. Esta vez he elegido la colección de comunión de este año 2017 porque combinaba marinero con otros motivos como aviones, planetas, estrellas, rayas… y también incluían distintos tipos de vestuario de niño para poder hacer el álbum mucho más personalizado.

Como base del álbum he combinado los papeles con cartulina lisa azul marino.

La encuadernación esta vez ha sido con anillas para que el niño pudiese manejar mejor el álbum y ponerle las fotos más fácilmente.

En la portada (que es lo último que hago) puse una maderita con la palabra COMUNIÓN conservando el tono natural de la madera. Además, troquelé las letras del nombre del niño en la misma cartulina azul que he usado como base y he usado dos papeles de la colección, añadiendo por último un dibujo de un niño.

Todos los papeles decorados están troquelados por las esquinas y entintados con tinta distress en los bordes para unificar los tonos del papel con la cartulina base.

En la primera página he insertado un bolsillo en el interior para tener aún más capacidad para las fotos:

No he querido decorar en exceso los papeles para que tuviesen más libertad a la hora de incluir las fotos. A veces nos olvidamos que esa es la finalidad del álbum y nos excedemos con la decoración de las páginas.

En las páginas siguientes he querido hacer una estructura en cascada:

Como detalle, la familia iba a entregar unos marcapáginas, así que la páginas 4 y 5 las pensé para que lo pudieran guardar como recuerdo, con una pestaña en el lateral:

En las siguientes páginas quise insertar un tríptico (que suelo incluir en todos los álbumes) para que guarden alguna de las fotos más personales como si fuese un secreto.

El tríptico abierto queda así:

En las siguientes páginas incluí un bolsillo grande con dos tags para que pudiera poner fotos con sus padres:

En la contraportada quise hacer un libro de firmas para que tuviera un recuerdo de los invitados a la comunión, simplemente con las cartulinas de la colección y papel verjurado troquelado en los bordes y encuadernado todo con tiras de cartulina intercaladas entre las páginas para poder doblarlo con facilidad:

Algunos detalles del álbum:

Espero que os haya gustado el álbum, es sencillo y con poca decoración para dar protagonismo a las fotos, ¡al niño le encantó recibirlo!

Publicado en Blog, Proyectos y etiquetado , .

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *